Domiciliación

3 cosas que puedes hacer con Tu tarjeta de Crédito para ahorrar tiempo

Facilita los pagos de tus servicios y aprovecha al máximo tus tarjetas ¡Descubre cómo hacerlo!
Tener una tarjeta de crédito puede cambiar la forma en la que vemos nuestro día a día. ¿Por qué? Porque si la usamos responsablemente puede ayudarnos a manejar más fácilmente temas como hacer pagos o compras, sin tener que salir de casa.

Y es que los beneficios de tener una tarjeta de crédito son más de los que has escuchado. Sobre todo, cuando tomas en cuenta cosas como cargos recurrentes o lo que llamamos pagos automáticos; conceptos que definitivamente van a ayudar a hacer tu vida más fácil (y que explicaremos más adelante).

O a lo mejor ya tienes una tarjeta y lo único que necesitas son unos tips para sacarle el mayor provecho. Cualquiera que sea el caso, aquí te podemos ayudar.

Después de platicar con algunos usuarios de tarjeta de crédito, podrás encontrar 3 ejemplos de situaciones donde ha sido de gran ayuda utilizar los cargos recurrentes, cargos automáticos y pagos en línea

Tus compras y pedidos con menos pasos.

Hay algunas aplicaciones para las que no necesitas estar suscrito para poder disfrutar de lo que ofrecen. Sin embargo, una gran mayoría requiere que registres una tarjeta para poder utilizarla. Al hacerlo, el servicio guarda la información de tu tarjeta para que de este modo ya no tengas que estar ingresando tus datos una y otra vez.

A esto se le llama cargos automáticos y simplemente significa eso, que el servicio tendrá tus datos personales y de la tarjeta “archivados”. Pero no te preocupes, tu información está segura, siempre y cuando tú también te asegures de que el sitio del servicio es confiable.

Extra Tip: la mejor manera de validar que un sitio es confiable es que verifiques por lo menos los siguientes elementos de seguridad:

  1. La página web debe contar con certificado SSL (podrás validarlo en la parte superior de tu navegador de preferencia). Si es seguro, suele venir etiquetado como «La conexión es segura», además de un pequeño candado.
  2. No realizar compras en conexiones de Wifi públicas. Intenta en la mayor medida posible, siempre realizar movimientos con tus tarjetas desde redes confiables y privadas, como tu casa o conexión de datos móviles de tu celular.
“Desde que registré mi tarjeta en Uber, además de otros servicios y aplicaciones, compro lo que quiero y ya no tengo que estar buscando mi tarjeta en la cartera o sacando efectivo para pagar”, dice Julieta Martínez, estudiante de Mercadotecnia. “Parece que no, pero sí hace una diferencia porque te estás ahorrando un paso extra al querer terminar la transacción”
Para los olvidadizos, una solución.

“Siempre se me olvida pagar el plan de mi celular. Lo peor de todo es que soy consciente de que cada mes tengo que hacerlo, pero simplemente se me pasa. Bueno, se me pasaba, porque ya hice el cargo recurrente a mi tarjeta de crédito”, cuenta Omar Díaz.

Una de las grandes ventajas de tener una tarjeta de crédito es que la puedes utilizar para hacer pagos sin tener que preocuparte por retirar efectivo o tener que ir a una oficina o banco para pagar. Y si eres una persona a la que se le suele olvidar hacer pagos, los cargos recurrentes, más que una solución, pueden ser tu mejor aliado. ¿Por qué? Porque los cargos recurrentes son cobros que se realizan automáticamente a tu tarjeta de crédito en determinados periodos de tiempo, ya sea diario, quincenal, mensual o incluso anual.

Estos suelen estar asociados a servicios que tienen un valor fijo, como puede ser el internet, teléfono, la luz, membresías, suscripciones, etc. Para todos ellos, registras tu tarjeta para que el cargo se haga sin que tú tengas que preocuparte por las fechas ni por ninguna otra cosa. Cabe recordar que estos cargos recurrentes sólo se aplican si tú los autorizas.

Es importante que sepas que en cuanto actives los pagos automáticos con algunos servicios (CFE y Telmex, por ejemplo), recibirás una notificación vía SMS y/o por correo (depende la configuración de tus alertas), donde te mencionan que el cargo recurrente ha sido activado y por lo tanto, de esta manera te aseguras de haber activado correctamente tus cargos recurrentes.

Dependiendo el tipo de empresa que recibe el cobro, recibirás alertas con cada cargo recurrente exitoso que autorices, estas alertas las estarás recibiendo de acuerdo al periodo del cargo. En todos los casos, sin excepción, recibirás notificación por cada cargo exitoso.

Tiempo para lo que sí te gusta hacer.

Seamos honestos, a nadie le gusta tener que hacer pagos. No sólo por que implica tener que pagar algo, sino también porque puede quitarnos mucho tiempo de nuestro día. Y si de por sí sentimos que nos falta tiempo para hacer lo que más nos gusta, imagínate si a lo que ya tenemos que hacer le agregamos tener que ir a alguna oficina o al banco, por ejemplo, para poder pagar.

Pero con los pagos en línea, eso ya está siendo cosa del pasado y es otra gran ventaja de tener una tarjeta de crédito, porque puedes pagar tus servicios o aplicaciones, como luz y agua por ejemplo, desde tu computadora en su sitio web o desde aplicaciones bancarias. “Ahora que tengo tarjeta de crédito, me siento más tranquila. Ya no tengo que preocuparme por tener que encontrar un espacio para ir a pagar algo”, dice Andrea García. Los pagos en línea te salvan de tener que pararte en el comercio y hacer filas para pagar, porque más que por gusto, lo haces por obligación, ¿o no?

Así que hoy es momento de aprovechar las ventajas y las facilidades que nos brinda una tarjeta de crédito. Desde hacer compras y pagos en línea en minutos, hasta poder olvidarnos de algunos pagos gracias a los cargos recurrentes. Hoy es el momento de disfrutar que ya no tienes que hacer filas, ni salir de casa. Hoy, es el momento de disfrutar algo bueno cada día.